Entradas

La herida es de todos y todas

El verano de 2015 quedará marcado para siempre por los lamentables hechos sucedidos en nuestra ciudad durante el mes de agosto. Durante semanas el vestíbulo del Ayuntamiento se llenó de un mural de mensajes de vecinas y vecinos de Castelldefels, llegados de forma anónima y espontánea, como muestra de repulsa ante los crímenes que, en agosto, acabaron con la vida de dos mujeres y dos menores, vecinos de nuestra ciudad. Son hechos que han impregnado nuestras vidas de tristeza, rabia y dolor. Este mural ciudadano, surgido del sentimiento de indignación y condena, nos indica cuál es el camino a seguir. Todos y cada uno de los miembros de esta sociedad, hombres y mujeres, tenemos prohibido quedarnos de brazos cruzados ante la más mínima expresión de desprecio o violencia contra mujeres y niños. La violencia machista es un atentado contra los derechos humanos, nos avergüenza como sociedad moderna y civilizada; y como administración, este gobierno municipal tiene el firme compromiso de reforzar los medios que ya existen para asesorar y acompañar a las personas que puedan estar sufriendo en silencio y en soledad estas agresiones. También debemos redoblar esfuerzos en el ámbito de la educación, para que los más jóvenes crezcan en una sociedad que tenga como fundamentos sólidos valores como la solidaridad, el respeto y el diálogo. Entre todos, con la suma de esfuerzos, voluntades y sensibilidades, sólo así conseguiremos erradicar esta lacra de nuestra sociedad.

Candela López Tagliafico

Castelldefels. 18.08.2015