Entradas

Con la playa no se juega

Como gobierno municipal denunciamos la falta de planificación de las obras del tercer tramo del Paseo Marítimo y exigimos responsabilidad al ministerio y a la empresa constructora. Durante la temporada de verano más de un millón de personas pasan habitualmente por las playas de Castelldefels. Esto indica la fuerza motora de este pulmón azul que tenemos. Pero este año nos encontramos con un nuevo desafío que está poniendo a prueba a vecinos y restauradores de Castelldefels. Se trata de las obras de ampliación del tercer tramo del Paseo Marítimo. Las desavenencias económicas entre Tecsa, la empresa adjudicataria, y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, administración que financia las obras y que es la encargada de ejecutarlas; nos han dejado un paseo marítimo totalmente levantado y unas obras paralizadas durante un mes y medio. Esta parálisis perjudica gravemente la movilidad de los vecinos residentes y la de los turistas ocasionales, además de provocar un importante daño económico para los negocios de restauración ubicados en la zona afectada. Cuando estábamos en la oposición ya denunciamos que el presupuesto de la obra era del todo insuficiente para garantizar la construcción de una infraestructura de esta magnitud. Además, las obras deberían haber comenzado el mes de septiembre, una vez finalizada la temporada de baño, para evitar los inconvenientes que estos trabajos generarían en nuestra playa. Como gobierno municipal exigimos al ministerio que tome las medidas pertinentes para agilizar la obra y que se minimicen al máximo las molestias. Es del todo inadmisible que las dos partes -Ministerio y empresa constructora- no cumplan con el compromiso adquirido a la hora de ejecutar la obra.

Candela López Tagliafico

Castelldefels. 01.08.2015